¿Sabes por qué no podemos impedir que nos entre el sueño?

¿Sabes por qué no podemos impedir que nos entre el sueño?

0 251

Esta es la interrogatorio del millón. Ya sea por seguir trabajando, estudiando, o sencillamente viendo una película en el sofá somos incapaces de mantenernos despiertos, inclusive tomando alguna bebida estimulante (café, té o bebidas energéticas). No obstante estas tampoco son lo más digno puesto que pueden frenar la conciliación del sueño cuando realmente, en momentos posteriores, ambicionemos quedarnos dormidos. ¿Cuántas personas hay que expresan que no pueden tomarse café o té posteriormente de comer hasta el final del día?

¿No les ha pasado que hay épocas en las que el sueño es más periódico? Conversamos de épocas en las que por mucho que durmamos el sueño no nos deja. Conjuntamente, entiende que arrastramos un paro durante todo el día que no nos abandona por mucho que acrecentemos las horas de descanso.

La melatonina, modificadora del sueño

Pues todo esto en parte es íntegro a la hormona reguladora del sueño: la melatonina, que ayuda a oprimir el tiempo que prorrogamos en concertar el sueño. Esta hormona se resume a partir de un aminoácido, el triptófano, que podemos lograr a través de la alimentación comiendo:

  • Huevo
  • Pescado (atún, bacalao, almejas, camarones)
  • Legumbres o cereales (soja, trigo, cebada)
  • Frutos secos(cacahuetes, nueces)
  • Algunas frutas(plátano, piña, aguacate)

 

Hormonas que sistematizan el sueño

¿Sabes cómo funciona este somnífero natural que condiciona el hecho de que estemos más espabilados y activos por la mañana, por la tarde o por las noches (perfil matutino, intermedio o vespertino)? Se esquematiza en la glándula pineal, una estructura del cerebro primordial para regular el ritmo circadiano. El ritmo circadiano a su vez es el que marca el compás de una serie de procesos biológicos que admiten adecuar la actividad del cerebro según el momento del día (ciclos de luz y oscuridad).

Por ello, la luz natural es el vital regulador de melatonina, que incita su síntesis y acumulación, para que cuando cae la noche se libre en sangre. Consigue sus niveles máximos en sangre alrededor de las 02:00h y las 04:00h, y a causa de su irremediable influencia, caernos de sueño, hagamos lo que hagamos.

En la gráfica se exponen los distintos perfiles en función del inicio de tu ritmo circadiano de melatonina.

 

Al ser una hormona, está regularizada por otras hormonas bajo el control cerebral de los ciclos circadianos. Algunas de estas hormonas que transgreden en los niveles de melatonina son la dopamina y noradrenalina, que al acrecentar inhiben su producción y liberación.

Hay diferentes situaciones y trastornos que intervienen en la regulación de todas estas hormonas que hace que se desequilibren, causando trastornos del sueño, como insomnio, jet-lag en viajes intercontinentales, cefaleas, problemas de sueño en trabajadores nocturnos, narcolepsia, etc.

 

Artículos similares

No hay comentarios

Deja un comentario